lunes, 6 de septiembre de 2010

DIDAC SALAS: "EL MOMENTO DEL PODIO FUE MUY BONITO, ENTRENARÉ Y LUCHARÉ LO QUE PUEDA POR VOLVER A REPETIRLO"


Hace casi dos semanas nos fijábamos en el vivero de deporte que estaba luchando por los metales en Singapour. La cita era la 1ª edición de los Juegos Olímpicos de la juventud y obviamente teníamos representación española. La cita finalizó con tres diplomas olímpicos (de diez atletas presentes) y una medalla de oro. Un campeón olímpico en una disciplina poco habitual pero que nos llena de esperanza de cara al futuro. Didac Salas es atleta del ISS L'Hospitalet, entrena con Hans Ruf, acabó el año con 5,05 en el salto con pértiga, es campeón olímpico y solo tiene 17 años.

Guillermo Calvo: diecisiete años y ya eres campeón olímpico en una disciplina que es poco habitual para los españoles. Los que somos un poco más mayores que tú te miramos, nos llenamos de orgullo pero nos analizamos a nosotros mismos y decimos “nos hemos quedado atrás”.

Didac Salas: (risas) Yo muy contento por el título, por el campeonato y por todo en general.


G.C.: Somos cantera de medio fondo, fondo, de otras pruebas atléticas puntuales pero no en salto con pértiga… a ti ¿en qué momento te da por decirle a tu madre que te vas a dedicar a la pértiga?

D.S.: Yo de pequeño hacía natación y waterpolo pero el médico me dijo que lo dejara ya que tenía un problema respiratorio. Entonces empecé con el atletismo y probando todas las disciplinas, cogí la pértiga y vi que se me daba bien y poco a poco he ido mejorando.


Carlos Domingo: Centrándonos en las olimpiadas, cuando llegas a Singapour, ¿qué cara se le queda a un chaval de tu edad al ver toda la parafernalia que había montada?

D.S.: La verdad es que fue una pasada, nada más llegar nos estaban esperando en el aeropuerto para llevarnos. Nos fijábamos y veíamos todo el aeropuerto lleno de carteles de “Singapour 2010” y te dabas cuenta de lo que iba la cosa. Cuando llegamos y nos instalamos vimos que habían unos controles de seguridad alucinantes y al llegar a la ceremonia de inauguración fue el colmo. Una pasada, una ceremonia súper bonita y ahí ya te das cuenta de donde estás.


C.D.: Vamos avanzando y se va acercando el día del inicio de las competiciones, ¿cómo preparas esos días previos? ¿habías revisado ránkings?

D.S.: El ránking ya lo había mirado un poco antes, iba cuarto por marcas. Al llegar nos instalamos y tuvimos un día de descanso, entrenamos suave, sin pasarnos tampoco para llegar frescos a la competición. En la clasificación la verdad es que fui muy bien, hice solo dos saltos en 4,60 y 4,70. Pasé directo a la final y perfecto.


C.D.: Y metidos en la final, ¿cómo fue?

D.S.: La final fue un poco movida por que no estamos acostumbrados a saltar con lluvia y nos calló una tormenta bastante bestia. Yo estaba tranquilo, no me afectó la lluvia en ningún momento y veía que la gente no estaba bien. Saltando me noté muy bien, la lluvia no me afectó. Salté con confianza, sabía que iba cuarto y que por posición podía pasar a alguno. Empecé a ver que a los otros no les estaba saliendo demasiado bien y veía que yo estaba muy cómodo, entonces me fui creciendo poco a poco.


C.D.: ¿Cuándo te viste campeón?

D.S.: En cuanto vi que el primero empezó a fallar alturas, pensé que podía luchar mucho por el oro al ver que el primero por ránking acababa de eliminarse.


C.D.: Y una vez eres vencedor, ¿Cómo se vive el momento del podio?

D.S.: Eso fue una pasada. La verdad es que yo estaba un poco en blanco, aun no había asimilado lo que había hecho. Fue una pasada, nos dio la medalla Sergei Bubka y fue una cosa alucinante. Para mí fue muy bonito. Personalmente entrenaré y lucharé lo que pueda para volver a vivir esto.


C.D.: Como todos los amantes del deporte siempre se han tenido ídolos, ¿en quién te has fijado tú?

D.S.: Pues ya que me entrena Hans Ruf me fijo en el que fue su mejor atleta, Javier García Chico. También en Bubka y en los que me ha dicho mi entrenador que me fijara.


C.D.: Ganaste con 5,05, altura que has repetido varias veces y te ha puesto 7º en el ránking nacional absoluto, ¿ha salido esta temporada como esperabas?

D.S.: Por marca peor de lo que esperaba, la temporada se me ha hecho muy larga. Llevamos saltando 5 metros desde la Gimnasiada de Qatar en diciembre, me he ido manteniendo lo que he podido, he pasado sobre 5 metros diez veces esta temporada y esperaba saltar algo más pero no he podido. Me he visto saltando muy alto y muy bien. Todo se me ha compensado con los campeonatos que he tenido.


C.D.: ¿Y la próxima temporada?

D.S.: Espero mejorar marcas y tratar de estar en el podio en los europeos de Estonia.


C.D.: Dejando el atletismo, ¿en qué ocupa el resto del tiempo Didac Salas?

D.S.: Soy un chico normal que estudia, va a clase, está con amigos, va a la ciudad…


G.C.: ¿En clase te han pedido muchos autógrafos?

D.S.: Que va, bueno aun no he entrado a clase pero como estudio en el CAR y allí somos todos deportistas y muy amigos no creo… Aunque en Singapour pasó algo muy divertido y era que habían muchos niños que venían a pedirte autógrafos, fotos, fue una experiencia diferente.


C.D.: ¿A parte del atletismo sigues otro deporte?

D.S.: Siempre me han gustado todos los deportes en general y los deportes de motor también desde siempre.