viernes, 30 de julio de 2010

DIRECTO: ARTURO CASADO CAMPEÓN DE EUROPA


La final que cerraba jornada y a su vez la más esperada, Reyes jugaba en casa y comenzó comandando el grupo. Los tres españoles eran favoritos y estaban atentos. A su vez se debía tener ojo con la pareja británica.


Arturo se emparejó con el catalán y ambos formaron un paredón que pretendía ser el de fusilamiento para el resto de rivales. El serbio Nava fue el único que osó seguirles la rueda, incluso tratar de pasarles a falta de dos giros y medio, no hubo manera.

Lancashire supo que una final lenta favorecía a los de casa y a falta de una vuelta decidió romper la calma. La batalla se había desatado y el desenlace prometía. Lo del británico fue una aceleración a ningún lugar, en la entrada del cien lo fundieron para acuñar con él dos medallas.


En un sprint final de los que levantan a la grada, Arturo se fue destacando hasta cruzar la misma línea que antaño coronara en la misma distancia al mítico Cacho. Poco más de un segundo separó al sorprendente ‘plata’ alemán del campeón madrileño. Pero el colofón estaba por llegar. En un apretadísimo final y tras la estela dejada por el teutón, enseñó la cabeza el vigente campeón de España de la disciplina en Avilés hace una semana. Manuel Olmedo entraba tercero y dejaba al incansable Estévez en una muy meritoria cuarta plaza.


Así pues Arturo Casado consiguió ser Campeón de Europa con una marca de 3:42.74, al cruzar la meta incluso tuvo que ir Barni a hacerle ver que lo que estaba viviendo era real, que el mejor del ‘milqui’ en Europa era él. Segundo fue el alemán Carsten Schlangen (3:43.52) y el bronce se lo colgó el atleta del F.C. Barcelona Manuel Olmedo (3:43.54). La medalla de chocolate sería para Reyes Estévez parando el crono en 3:43.67 y los británicos, desfondados, acabaron en 6ª, 9ª y 10ª posición.


Sin duda estos casi cuatro minutos fueron un estupendo colofón a una tarde ‘metálica’. Ya en zona mixta esperaban a los medallistas el Secretario de Estado para el Deporte Jaime Lissavetzky y el Ministro del Interior Alfredo Pérez Rubalcaba. Y tras las felicitaciones de rigor llegó el momento de enfrentarse a la prensa. Arturo confesaba que aun no se lo creía “no se si esto es un sueño o es real, pero miro a mi alrededor y veo que es cierto, soy campeón de Europa”, no cabía en sí de gozo y definió la carrera como “perfecta, la estrategia ha salido perfecta”. Ya más calmado siguió sincerándose y comentaba que “este es el sueño de mi vida, agradezco a mi entrenador, a mis mejores amigos que siempre me han ayudado y sobre todo a mi chica que me ha aguantado en un año muy duro. La vida del deportista de élite es muy complicada en las relaciones y ella me ha apoyado siempre”. Con esto se cierra para él una campaña estupenda que ya tiene el futuro puesto el la próxima campaña de la que comenta que “aun no se nada, me voy a dedicar a disfrutar ahora y después me sentaré con mi entrenador y veremos si preparamos pista cubierta y aire libre o solo el verano, aun así mi objetivo está puesto sobre los Juegos Olímpicos de Londres, creo que estoy alcanzando un muy buen nivel”.


Pues lo dicho, enhorabuena Reyes, enhorabuena Manu y ¡enhorabuena Arturo!

DIRECTO: MARTA DOMÍNGUEZ CONSIGUE LA MEDALLA 100 PARA ESPAÑA

No podía ser otra, con el brillante palmarés que ostenta la palentina solo le faltaba sumar este título honorífico. Se especuló, se hicieron quinielas sobre quién sería el agraciado por la suerte y a ella le tocó abrir la lata del Europeo 2010 y hacer a España llegar al centenar de preseas.


Disparo de salida y la rusa Zarudneva a mandar. Tras ella Marta y la azerbayana Abdullayeva hasta que ésta última tuvo un percance en el paso de su primera ría. Tal vez le atrajo el tema de mojarse el pecho ya que en su segundo paso repitió error y esto propició que se despegaran española y rusa.


La final estaba en fila india desde la segunda vuelta, el ritmo que habían impreso las atletas cabeceras era fuerte. A falta de tres giros parecía decantada la cabeza, la mejor atleta española de siempre estaba haciendo un marcaje férreo al hombre (o a la mujer en este caso) sobre el torso de la atleta de los Urales. Estaba tratando de minimizar gastos, en época de crisis eso es lo más adecuado y así lo hacía la palentina.


Las comparaciones suelen ser odiosas y comparando gestos se veía a la rojigualda bastante más suelta, se le veía controlar la situación. La duda consistía en saber cuándo iba a decidir tirar y desmarcarse definitivamente en punta. A falta de 550 seguía todo igual, rusa delante, española detrás y polaca en el bronce. Zulema también corría en tiempos de marca de la temporada, como así acabó siendo.


Toque de campana y ni un movimiento brusco, el publico alentaba sin descanso esperando el momento del énfasis en la zancada. Se acercaban los últimos 150 metros y algo se debía mover…y se movió. La ría que tan malas pasadas le había jugado durante toda la carrera a Abdullayeva se cebó con ‘nuestra’ Marta. Había medalla cien, era de plata. En este casi las barreras que dificultan el paso por los 3.000 hacían honor a su nombre: obstáculos. Y ellos impidieron, una vez más, que la atleta castellano-leonesa se bañara en oro.


La victoria se la llevaba Yuliya Zarudneva para Rusia (9:17.57) con récord de los campeonatos, segunda era Marta Domínguez (9:17.74) y el bronce se lo colgaba la también rusa Lyubov Kharlamova. La cántabra Zulema Fuentes-Pila acabaría en puestos de finalista, octava y con mejor marca personal de la temporada (9:35.71). Una lástima, estuvo cerca la victoria, pero es subcampeona de Europa y eso tiene muchísimo mérito, ¡enhorabuena!