jueves, 22 de julio de 2010

ANA TORRIJOS, DE LAS LÁGRIMAS POR DOHA A LA ILUSIÓN DE BARCELONA


Decía Maldita Nerea que “los principios suelen estar donde tú los dejas” y Ana solo tiene un principio y lo dejó en la línea de meta: ganar. Siempre ha sido así y en este, su año, no iba a ser menos. El sábado 17 fue un gran día para ella, dejó atrás aquellas lágrimas por rozar la mínima para el mundial de Doha y se puso otro objetivo, “pasar a semis del europeo”. La mínima la rompió cuando tocaba, por la mañana, en la franja de viento más estable y favorable del fin de semana, la tarde fue para disfrutar, no arriesgar y alzarse con el título absoluto por primera vez.


Personalmente yo llevaba mucho tiempo esperando este momento, la pupila de Rafael Blanquer por fin ha cerrado el círculo. Un círculo que muchos estábamos seguros de que cerraría. En esa tarde-noche de sábado selló la cremallera de su mochila azul, una mochila en la que ya hace tiempo escribió “Torrijos” y que ha visto como han ido entrando, medalla a medalla, todos y cada uno de los triunfos en Campeonatos de España desde categoría cadete hasta la fecha en los nacionales absolutos. Ya es oficial, se ha coronado como la mejor de España en todas las categorías en las que ha tomado parte, al descubierto y bajo techo, desde que dejó la gimnasia para dedicarse a esto de pasar vallas.


Es la máxima exponente de una escuela que aglutina ya a más de 600 chavales, una factoría en la que modelaron un cuerpo, un espíritu de superación y un saber estar que le ha llevado a convertirse en la mejor. Por otra parte, no sería justo dejar al margen al que ha sido prácticamente su mentor antes de entrar de lleno en este selecto grupo en el que ahora se encuentra, esa persona es Manuel Arnás y es otro de los principales culpables de que ahora mismo estemos hablando así de ella. Un grandísimo entrenador y mejor persona, que desde hace ya bastantes años está al mando de la dirección técnica de la escuela más amplia de Europa.


Ayer salió la lista de seleccionados para acudir al campeonato de Europa más esperado en muchos años y como he dicho antes, con esta lista se borra el recuerdo de esa victoria en los nacionales absolutos en los que se coronó bajo techo pero no tuvo una alegría completa. Las lágrimas de rabia la delataban, quería estar en Qatar y el destino y tal vez el no haber tenido una ‘liebre’ en condiciones, le jugaron una mala pasada. Así pues, con este ‘premio’ cierra una temporada llena de contrastes. Yo le decía en la pretemporada invernal que este tenía que ser su año, estaba convencido y así se lo hice saber. Ella lejos de agobiarse con la presión de saber que debía demostrarlo con hechos, se llenó de motivación. Así son las ganadoras.


La conozco ya muchos años, he tenido la suerte de ser su compañero de entrenamiento cuando aun estábamos con el grupo de Arnás, todos los que antaño entrenábamos a su lado sabíamos que pronto pasaría la delgada línea que separa el pedir autógrafos a firmarlos ella. Tal vez peque de exceso de florituras en la entrada de hoy, tal vez no debería utilizar tantas, pero creo que es una atleta que se lo merece. Decidió presentar las primeras fichas en una disciplina en la que es muy complicado hacerse un hueco en nuestro país y lo ha conseguido.


¡Enhorabuena Torri, ahora toca disfrutar en Barcelona!