jueves, 3 de junio de 2010

BERTA CASTELLS: “SON SEIS AÑOS TRABAJANDO MUCHO Y CUALQUIERA DE ESTOS PODRÍA HABER SALIDO”


La mejor lanzadora española de martillo de todos los tiempos nos atendía esta tarde. Fiel a la cita que le habíamos propuesto, descolgaba el teléfono móvil con su amabilidad característica. Estaba ya en San Fernando (Cádiz), recién llegada al hotel de concentración y donde mañana mismo comenzará su participación en los XIV Campeonatos Iberoamericanos.

El pasado domingo batía el récord de España de su especialidad en Vila Real de Santo Antonio (Portugal). En el primer lanzamiento de su serie, en la segunda jornada de competición. Se superaba a sí misma. Lanzaba el artefacto a 69,36 metros y acercaba a menos de uno la psicológica barrera de los 70.

El C.A. Valencia Terra i Mar no lograba alzarse con el título de campeonas de Europa (que iría a manos rusas), su equipo volvía a cosechar un estupendo subcampeonato (y van diez), pero ella callaba muchas bocas.


Ricardo Marí: ¿se va a poder algún día con las rusas?

Berta Castells: Eso espero…para eso estamos, para eso vamos cada año. Aunque llevamos muchos subcampeonatos pero tenemos que esperar, estar nosotras bien y esperar que ellas fallen un poquito.


R.M.: Hacemos la mejor puntuación de la historia y nos toca esperar otro año…

B.C.: Este año íbamos como vamos siempre, a ganar, como se tiene que ir. Esperábamos que no estuvieran tan tan bien pero bueno…sabíamos que las rusas son rusas y siempre tienen algo escondido.


Carlos Domingo: hablando del domingo, no se si te esperabas batir el récord tan pronto y por dos veces (69,36 y 68,93) en el mismo concurso.

B.C.: Sí que me sorprendió un poquito, no es que pensara que no pudiera batirlo ni mucho menos. Ya desde el año pasado estoy muy bien pero faltaba eso que me salía tan bien y tan fácil en los entrenamientos. Fue una muy buena prueba, buen ambiente, prueba con chicas de alto nivel pero tampoco nivel muy muy estresante, poquitas participantes, ocho nada más y eso es bueno. Y ya hacer el récord en el primer lanzamiento te motiva muchísimo.


C.D.: En 69,36 dejabas ese récord y te acababas quedando muy cerca de la primera clasificada que no te logró quitar el liderato hasta su tercer lanzamiento. ¿Creías que podías sacar los 8 puntos?

B.C.: Sí, por supuesto. Tenemos que estar convencidas y yo lo estaba. Tenía claro que por mucho que me ganara, si no lanzaba muchísimo más que yo, intentaría pasarla y si alguna de ellas me ganaba, que era lo más probable porque habían varias con mejor marca que yo, por lo menos poder pelearles los centímetros. Sólo tuve mi cuarto lanzamiento para poder ganar ya que la checa me superó en el tercero pero no pudo ser. Y me dio rabia, me dio mucha rabia.


C.D.: Recuerdo que cuando batiste el récord, te fundiste en un abrazo con dos compañeras tuyas (Irache Quintanal y Mercedes Chilla) y te vimos muy emocionada.

B.C.: Sí, son seis años que hemos estado trabajando mucho. Cualquiera de estos años podría haber salido y siempre he tenido una progresión muy ascendente, cada año haciendo récords y al final se llega a un límite por temas de agotamiento mental, de que todo el mundo machaca diciendo que ese año no se ha batido…este tampoco…eso a veces quizá me traicionó un poquito. Este año pasado ya estaba un poquito mejor, pasando de lo que decía la gente, entrenando a gusto, intentando competir bien y estoy viendo que las cosas por ahora están saliendo bien.


C.D.: Mucha gente me comentaba que te veía más rápida y lanzando diferente, ¿tú también notas eso?

B.C.: Yo personalmente no mucho, normalmente durante el año vamos probando cositas, algún cambio técnico. Te podría decir miles y miles desde que empecé. Cuando nos estancamos en algún punto siempre intentamos cambiar alguna cosa, inventarnos ejercicios, inventarnos cosas para solucionar algún defecto. La prueba está ahí, estoy mejor que nunca, quizá mejor que otros años pero no creo que sea tan exagerado como desde fuera se pueda ver.


C.D.: Lo que sí es peculiar es tu lugar de entrenamiento.

B.C.: Sí bueno, yo entreno en las pistas de atletismo de mi pueblo, Torredembarra y por cuestiones, por problemas voy uno o dos días a la semana. Tampoco vamos más. Y sí compaginamos el lanzar ahí con el lanzar en otro pueblecito a cuarenta kilómetros o así. Estamos en medio del campo, al lado de un campo de fútbol. Está en el monte, allí solo hay conejos y ratas. (risas) no pasa nadie más por allí, así que no hay peligro.

Esta especialidad, cuanta menos gente tenga alrededor durante el entrenamiento mucho mejor. La pista a veces se hace un poquito peligrosa, sobre todo cuando hay escuelas, cuando hay gente algo confiada y no entiende que el artefacto se pueda escapar.


C.D.: Hablando un poco del pasado, llevas ya muchos años en la palestra, primero en la A.A. Catalunya y después en el Valencia Terra i Mar. Has dicho que a veces este deporte te agota mentalmente pero ¿te ha compensado el hecho de empezar desde tan joven cuando la gente de tu edad hacía otras cosas?

B.C.: Cuando estaba en esa edad de tanta progresión, de los 14-15 años hasta los 20, la verdad es que nunca he sido de salir mucho por la noche y me gustaba esto, me sacrifiqué y sí iba más cansada que mis amigas, sí hacía menos cosas que mis amigas pero también hacía más. Viajar, conocer gente, conocer países que muchas no podían hacer con mi edad. Quizá desde entonces hasta ahora sí compensa. Han habido momentos, como nos pasa a todos, de decir ¿esto vale la pena? Pero sí, seguimos y siempre seguimos hacia delante y que se vea el trabajo hecho.


R.M.: Antes decías que por momentos te has desanimado por que escuchabas comentarios de que no mejorabas tus récords, ¿quién te hacías esos comentarios?

B.C.: Personalmente llega a afectarme pero no es algo que me quite el sueño. La prensa, gente del entorno…y es normal, por que la gente siempre quiere que mejores y cuando no lo haces es como si estuvieras ya acabada o a punto de retirarte. Es lo malo de esto, que cuando lo haces bien todo el mundo te da palmaditas y cuando no lo haces tanto no hay nadie excepto los cuatro que sabes que estarán. Pero bueno, es con lo que tenemos que convivir, no me quejo, se que es lo que hay. No me afecta mucho, lo que pasa es que cuando eres jovencita pues llega un punto que de repetirlo tanto tanto creo que sí te llega a afectar y ese cansancio mental tiene que salir por algún sitio.


C.D.: ¿Por qué elegiste este deporte?

B.C.: No es que lo eligiera, casi me eligió él a mí. Yo estuve 10 años haciendo patinaje artístico al final me cansé y empecé en esto. Me vio mi entrenador y me dijo que probara unos días. Y desde entonces hasta hoy.


C.D.: ¿Hasta qué punto viene bien el haber sabido girar ya desde pequeña en el patinaje para hacer ahora los giros?

B.C.: Para el sistema nervioso, para la orientación sí viene bien pero bueno, en los giros del patinaje se utiliza mucho el cuerpo de cintura hacia arriba y en el martillo es un poco más al revés, se utiliza de cintura hacia abajo. Y bueno, no te digo que no haya ayudado, estoy segura que sí, pero eso fue una de las cosas que me dijeron desde el primer momento y yo les decía “pero si yo lo hacía siempre al revés de como lo hago ahora”. Pero sí, seguro que en los movimientos y coordinación ha ayudado algo.


C.D.: Por hablar del futuro, estás en San Fernando y ¿qué haces allí?

B.C.: Mañana empieza el Iberoamericano, una muy buena prueba de mucho nivel para hacer otro test. Cuarta prueba del año y a ver si me sale igual de bien como hace cuatro días.

PRESENCIA ESPAÑOLA EN LOS BISLETT GAMES


Lejos queda aquella 'Strawberry party' previa con la que Arne Haukvik recibía a competidores y patrocinadores. Unos atletas y sponsors que al día siguiente a esa celebración participarían en los Bislett Games.

Pues si aquella 'Fiesta de las fresas' siguiera vigente, cinco españoles estarían invitados. Este próximo viernes 4 de Junio tendrá lugar una nueva edición del meeting noruego por excelencia. La nueva competición de la IAAF toca Europa por primera vez tras pasar por Doha y Shanghai. La saltadora cántabra Ruth Beitia participará en su prueba habitual, el burgalés Juan Carlos Higuero tomará la salida en una milla en la que tiene un tope de 3:52.49, Álvaro Rodríguez y el reconvertido al 'milqui' Manuel Olmedo tomarán parte en los 1.500 m.l. y el flamante campeón de Europa de cross Alemayehu Bezabeh lo hará en los 5 kilómetros lisos.

La ciudad de Oslo por extensión y el Bislett Stadium (remozado desde 2005) vivirán una nueva competición. Esta es una de las reminiscencias de la ya antigua Golden League. Ahora un estupendo diamante acompaña en los dorsales a todos y cada uno de los candidatos a rascar puntos en cada disciplina. La Diamond League entra en noruega por la puerta grande y lo hace este próximo fin de semana.

Mucha suerte a los cinco españoles y esperamos que la totalidad de los atletas participantes nos brinden un gran espectáculo.